«…publica pronto, consigna a menudo !»

i

 

En contraste con los mastodonte multinacionales del sector TIC, actualmente pequeños equipos de desarrollo software bien (auto)organizados son capaces de trabajar más horizontalmente y eficientemente usando metodologías ágiles. El Linux Kernel (que puebla nuestros bolsillos, coches, y naves espaciales ) es el mayor exponente de ello. No en vano, Linus Torvalds (su desarrollador original),  es el creador del sistema de control de versiones que facilita lo expuesto anteriormente. De este modo, con mano de «hierro técnica», coordina a miles de voluntarios y sus aportaciones en el desarrollo y mejora continua del nucleo de los sistemas operativos , libre y de código abierto.

NOTA: la apertura del código es conción sinequanon, pero no suficiente para la libertad del software…

A la hora de desarrollar software (libre) colaborativamente, la consigna, valga la redundancia de las comunidad (FLOSS) del software libre y de código abierto suele ser,

” publish early, (git) commit often “

 

Llevamos tiempo dándole vueltas a como traducir / hispanizar esa expresión, que en momentos críticos de trabajo con compañeros, pueden cambiar el curso de las cosas hacia una dinámica más ágil ( y colectivamente eficiente ? )

Así pues, tiramos de diccionario … de (el “sancta-sacntòrum”) , la Real Academia de la Lengua Española. (RAE).

Así pues, nos encontramos con esta definición que quizás nos pueda valer (?), en su última acepción (5) :

  1. Entregar por via depósito, poner en depósito algo..

 

Así pues… proponemos

” publica pronto, consigna (git) a menudo! “

como traducción/hispanización de uno de los lemas de las mencionadas comunidad (FLOSS) en las … que participamos ? ¿ se os ocurre otra forma mejor de traducirlo ?

23/05/2017

Posted In: softwareLibre

Etiquetas: , , , ,

Leave a Comment

De comunidades y corporaciones

Ayer celebramos un encuentro de viejos amigos y compañeros de estudios, aventuras y desventuras en la facultad. El común denominador no era otro que ese. Compartimos nuestra pasión por la informática, las redes y la electrónica. Nuestra vocación. Con animadas charlas renovamos nuestras afinidades, como catalizador de nuestros afectos. Si bien entre algunos de nosotros prevalecen los afectos por encima de las afinidades.

Uno de nosotros, J., comparte lo siguiente con los demás.

– «El mercado de consumo de nuevas tecnologías puede verse segmentado de la siguiente forma. Un primer segmento de usuarios desconocedores de lo que subyace a la nuevas tecnologías y que es el más propenso a seguir los dictados del marketing y las modas tecnológicas. Un segundo segmento de mercado compuesto por aquellas personas con cierto carácter ‘amateur’, con cierta pasión por estar al día de los últimos avances tecnológicos y que se informan antes de adquirir un nuevo producto o empezar a usar un nuevo servicio. Y un tercer y último segmento de mercado al que pertenecerían las corporaciones. Las grandes empresas multinacionales, grandes consumidoras de informática, redes y electrónica.»

J. , desde su posición de jefe de subcontratación de nuevas tecnología, en su día a día, gestiona equipos contratados por la gran multinacional de matriz española del sector energético para la que trabaja : 300 empleados de IBM en un proyecto, 150 de Hewlett-Packard en este otro, etc … Comparte con nosotros que de un tiempo acá su corporación viene migrando la gran parte de sus sistemas informáticos a software de código abierto (open source). Concretamente a productos de la gran corporación líder en el mercado del software abierto en general y en el sector de sistemas operativos para servidores de aplicaciones en particular. El (¿falso?) debate entre colegas está servido. ¿ software propietario vs software abierto (open source) ?. J. nos descubre la falsa dicotomía entre el viejo paradigma del software privativo (propietario) y el (pretendidamente) nuevo paradigma del ‘código abierto’. Más allá de a quién perteneces el software, si a una corporación o a una comunidad de desarrolladores y usuarios, J. nos descubre un nuevo enfoque de la discusión.

– «Cuando tu contratabas a Microsoft 1.000 licencias de software de servidor, básicamente estás comprando el derecho a no sólo usar dicho software sino también el derecho a recibir atención al cliente en general y soporte técnico sobre ese producto en particular. Por otro lado, cuando ahora en mi coporación contratamos 1.000 licencias de atención y soporte técnico a la mencionada corporación de producto de ‘código abierto’, de algún modo (en esencia) estás comprando también otro derecho. En base al cual si te surge un problema técnico con ese software, llamarás a su servicio de soporte técnico un día para pedir una solución a dicho problema. Y quizás no en la primera llamada, pero sí en la tercera… obtendrás respuesta por su parte.»

Y es en este momento de la conversación cuando alguno de nosotros menciona otra (¿pretendida?) característica del (por algunos) denominado’movimiento open source’: la «comunidad» . A lo que J. añade :

– «Desde las grandes corporaciones, cuando estamos analizando las diferentes alternativas disponibles para luego hacernos con un producto de software que satisfaga nuestras necesidades … y alguien nos dice que dicha herramienta está soportada ‘por la comunidad’, la descartamos sin más. Pues desde la corporación necesitamos saber el nombre y apellidos de la persona o personas que se hacen responsables del buen funcionamiento de dicha herramienta software para, llegado el caso, interponerle una demanda legal.

Lo que resulta paradójico a los ojos de este observador que aquí escribe es el hecho de que esas mismas corporaciones mantienen un discurso que apela a lo «comunitario» cuando les conviene… es decir, a la hora de hacer marketing y cacarear la última tendencia tecnológica.[https://youtu.be/8xG8_aEFLWc?t=128]

Lo que uno percibe al escuchar estas palabras es que, volviendo a aquello con lo que iniciábamos este texto, lo de las «afinidades tecnológicas», … el debate de fondo ¿ deberíamos más bien reorientarlo a otras categorizaciones ? ¿ deberíamos poner más enfásis diferenciar entre prácticas de desarrollo tecnológica ancladas al paradigma de la escasez y las orientadas al paradigma de la abundancia ?

¿ será que como diría Gramsci, estamos en un momento en el que «lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer» ?

24/12/2016

Posted In: comunidad, Uncategorized

Etiquetas: ,

Leave a Comment